How papimi works

Efecto sobre las células

papimi estimula la autorregulación.

Una célula sana necesita una carga de la membrana celular suficiente (aproximadamente de -70 mV a -90 mV) para mantener sus procesos regulatorios. Todas las enfermedades y lesiones tienen una cosa en común: las células afectadas dejan de poseer su potencial de membrana celular natural, o solo lo tienen de forma parcial. 

 

Las células corporales debilitadas se estimulan por medio del campo de la inducción iónica y se cargan con un potencial eléctrico sano. La célula puede reanudar sus procesos regulatorios, intercambiar micronutrientes y producir las moléculas energéticas correspondientes. 

Los pulsos del sistema papimi se basan en una potencia de hasta 40 kV y 10 kA, que resulta ser fundamental para conseguir la penetración más profunda posible en el tejido.

 

IMPORTANTE: únicamente las células cuyo potencial de membrana se ha reducido reaccionan a los pulsos de inducción iónica. El sistema papimi no produce cambios de temperatura en las células. 

La terapia de inducción iónica ayuda a la regulación natural de la célula.

La terapia de inducción iónica eleva el potencial de la membrana celular, así como las mitocondrias. Una carga de membrana celular sana permite el intercambio iónico por medio de las proteínas de la membrana y fomenta las cascadas bioquímicas regulatorias responsables del funcionamiento óptimo y del suministro de energía de la célula.

La terapia de inducción iónica recarga las células.

Una célula sana necesita una carga del potencial de membrana celular suficiente (aproximadamente de -70 mV a -90mV) para mantener sus procesos regulatorios. Si la carga se reduce, se puede producir dolor, inflamación, edema o isquemia, así como otras patologías. Las células corporales debilitadas se estimulan por medio del campo de inducción iónica y su potencial se eleva hasta su carga saludable. La célula puede reanudar sus procesos regulatorios, intercambiar micronutrientes y producir las moléculas energéticas correspondientes.

El efecto del sistema papimi visto al microscopio

Se pueden ver los rollos de monedas en la primera ilustración e indican una carga baja de la membrana.

Se puede apreciar que los conglomerados celulares tienen forma de rollo de monedas en esta muestra sanguínea. Este suele ser un signo típico de baja carga de la membrana celular. 

sangre vital normal papimi

En esta ilustración aparece una muestra sanguínea del mismo paciente al cabo de tan solo 15 minutos de terapia con el sistema papimi. 

 

©Prof. Dr. med. Thomas Rau

Las células corporales debilitadas se estimulan por medio del campo de la inducción iónica y se cargan con un potencial eléctrico sano. La célula puede reanudar los procesos regulatorios e intercambiar micronutrientes. 

El sistema papimi mejora la microcirculación.

Después de usar la inducción iónica, se reduce el dolor por el incremento de beta endorfina central, la hiperpolarización en la placa motora y la mejora de la circulación sanguínea local. Resulta interesante ver que las actuales publicaciones sobre tratamiento del dolor por medio de la terapia de campo electromagnético pulsado apuntan cada vez más a la influencia del sistema de monóxido de nitrógeno en la microcirculación como la causa más probable. El encargado de las observaciones correspondientes fue el Dr. univ. med. Dr. rer. Nat. Manfred Hartard: 

La medición de la microcirculación por medio de un sistema de espectrometría doppler láser (Oxygen-to-see [O2C]) de LEA-Medizintechnik, Giessen, durante una intervención de terapia de campo electromagnético pulsado alto usando el dispositivo PAPIMI®. Referencia: Sportärztezeitung 05/edición 2019