Inducción iónica

Terapia celular física en seis minutos

Los dispositivos papimi están entre los sistemas de terapia de inducción iónica más potentes del mundo.

Nuestros dispositivos se basan en el principio de la inducción iónica y se clasifican en una gran familia de dispositivos de campo electromagnético pulsado. El mecanismo de acción de las oscilaciones electromagnéticas pulsadas inducidas afectan a todo el organismo, y también de manera dirigida sobre un lugar específico. La alta fuerza de inducción de los campos magnéticos radica en su rápida modulación de frecuencias y en su enorme potencia. Nuestros dispositivos están sujetos a una patente mundial y se corresponden con la original del Prof. DDr. Pappas.

 

Esta terapia es indolora, no invasiva, sin contacto y se puede llevar a cabo totalmente vestido. 

El sistema papimi mejora su bienestar.

Un estudio del Physical Institute Leopoldau ha demostrado que el 95 % de los tratamientos con el sistema papimi han desembocado en una mejoría de los síntomas. Los expertos del Institute for Outpatient Rehabilitation, Pain Reduction and Physiotherapy confirman que se consiguen notables avances en nada menos que un 74 % de la totalidad de los tratamientos.

Características de la terapia de inducción iónica

Aplicación sencilla

Efecto rápido

Se puede utilizar de manera integrada o individualmente

Complementa los métodos de curación médicos convencionales y los alternativos

El paciente puede permanecer totalmente vestido

Facilita un estado natural sin medicamentos

Forma terapéutica eficaz

El sistema papimi viene siendo uno de los dispositivos de terapia de campo electromagnético pulsado más potentes del mundo desde hace más de 30 años. En 1992-1993, papimi se sometió a una comparación en el Centro de investigación internacional del dolor de Los Ángeles (EE. UU.). El resultado: «El sistema papimi funciona hasta 1000 veces más rápido y de manera más eficaz que otros dispositivos de terapia de campo magnético conocidos».

 

A diferencia de otras terapias de campo magnético convencionales, papimi funciona con tensiones y corrientes notablemente más altas (40 kV y 10 kA), lo que permite conseguir un nivel extremadamente alto de inducción y profundidad de penetración.

La terapia de inducción iónica penetra en los tejidos.

Los pulsos de papimi tienen un poder de hasta 40 kV y 10 kA, que resulta ser fundamental para la penetración más profunda posible en el tejido.

El sistema papimi funciona:

de manera eficaz sobre la causa y elimina los síntomas

de manera fiable y segura, producto médico probado por las TÜV

en una red mundial de especialistas