Sistemas musculoesquelético y óseo

Efectivo hasta los huesos.

Mientras tanto, el uso de la terapia de inducción iónica con el sistema papimi se ha establecido en el ámbito de la medicina física. La terapia de inducción iónica no invasiva se recomienda en clínicas reconocidas y en prácticas por derecho propio, así como de manera complementaria a los conceptos de terapia clásica e integrativa. Las áreas de aplicación son varias:

Enfermedades degenerativas del sistema musculoesquelético y la columna vertebral

Mejora de las enfermedades degenerativas de las articulaciones

Tratamientos contra el dolor

Recuperación de fracturas

Avance en la resistencia a terapias

Cicatrización

Tratamiento de músculos y tendones

En muchos estudios se ha confirmado la eficacia y la influencia positiva de campos electromagnéticos pulsados especialmente fuertes en fracturas óseas y edemas óseos. En ellos se confirman numerosos efectos positivos, como el alivio del dolor y la cicatrización, el desarrollo de vasos sanguíneos nuevos y el incremento de la concentración de calcio.

 

Durante el posoperatorio, la terapia con papimi ayuda en el proceso de curación, lo que lleva a efectos positivos entre los que se incluye la recuperación tras haber recibido un implante.

Las imágenes siguientes ilustran el antes y el después del uso de la terapia con papimi de un edema óseo en la articulación de la rodilla. El tratamiento tuvo buenos resultados al cabo de tan solo 10 sesiones.

antes

después

© Dr. med. Wolfgang Hagel

Opiniones de los expertos